Crónica

A través de los enlaces a la izquierda se accede a las sucesivas crónicas anuales publicadas en la revista Nvmisma desde 1995.

Atrás

CRÓNICA 1951-2000

CRÓNICA 1951-2000

Por Julio Torres

En 2001 la S.I.A.E.N. cumplió su primer cincuentenario, y, con ella, se hizo también cincuentenaria la revista NVMISMA.

La Sociedad Iberoamericana de Estudios Numismáticos se constituyó en Madrid el día 10 de marzo de 1951, y a finales de ese mismo año (octubre-diciembre) se publicó el primer número de la revista NVMISMA, órgano científico de la Sociedad. A la reunión inicial, que se constituyó en comisión organizadora, asistieron Rafael Alcaraz, marqués de Cerverales, F. Xavier Calicó, Rafael Durán, Luis Fernández Rodríguez, Luis Inglada, José Iriarte, Alejandro Lifchuz, Rafael Linage, Leopoldo López Chavez, José Luis Monteverde, Vicente Navarro Reverter, Rafael Sabau y Domingo Sastre.

La S.I.A.E.N. estaba estructurada de la siguiente forma: una Junta Directiva con doce miembros, presidente de honor Luis Auguet, presidente Manuel Gómez Moreno, vicepresidente Luis Inglada Ors, secretario Leopoldo López Chaves, tesorero Domingo Sastre, jefe de publicaciones Vicente Navarro Reverter, vicesecretario F. Xavier Calicó, y cinco vocales. Se formaron también las siguientes comisiones: una Comisión de Admisión, con cuatro miembros; una Comisión de Publicaciones, con tres miembros; una Comisión de Expertización, con tres miembros; una Comisión Financiera, con tres miembros; una Comisión de Exposiciones y Corresponsalía, con seis miembros; y un Comité de Exposiciones, con tres miembros. La comisión de publicaciones la presidía Vicente Navarro Reverter, actuando como vocales Antonio Beltrán y F. Xavier Calicó. Había 42 socios fundadores, 15 socios de honor y 57 socios de número.

La elección de la Junta Directiva y de los socios de cada una de las categorías se realizó en la reunión de constitución. Las comisiones fueron nombradas en una Junta General celebrada el día 30 de marzo, Junta que también decidió la creación de una revista que finalmente se llamaría NVMISMA. El 16 de junio se reunió por primera vez la Junta Directiva.

En 1953 se crearon delegaciones en Barcelona y en Lisboa. La delegación barcelonesa tuvo, durante los primeros años, una notable actividad, sobre todo a través la organización de coloquios.

La revista NVMISMA sirvió de plataforma para la convocatoria, en 1954, de los premios Fábrica Nacional de Moneda y Timbre para artículos publicados en sus páginas sobre Numismática, Medallística o Papel Moneda. La dotación era de 5000 pta. para el primero, 3000 para el segundo y 2000 para el tercero.

La S.I.A.E.N. participó activamente en la organización y difusión a través de la revista de la I Exposición Iberoamericana de Numismática y Medallística, que tuvo lugar en Barcelona en noviembre de 1958.

Poco después la Sociedad y la revista pasaron su primera crisis, que se superó en 1962 tras un período de reconstitución. La nueva Junta Directiva estuvo presidida por Luis Auguet, siendo el vicepresidente Antonio Beltrán, secretario Fernando Gimeno, vicesecretario Jaime Lluis y Navas, tesorero Alejandro Lifchuz, vocal de publicaciones F. Xavier Calicó, vocal de expertización Rafael Durán, y vocales electivos José Luis Monteverde y Pío Beltrán. Se iniciaba así una nueva etapa en que la S.I.A.E.N. estrechaba más si cabe sus lazos con la F.N.M.T., aunque el director general de ésta dejaría de serlo en 1965. La dirección de NVMISMA se encomendó, como la vicepresidencia, a Antonio Beltrán, catedrático de la Universidad de Zaragoza, al frente de un equipo de personas todas ellas vinculadas profesionalmente con la Casa de la Moneda. Una de las primeras dedicaciones de este nuevo equipo fue la puesta al día de la revista, que había dejado de publicarse en 1958. La revista ha continuado hasta hoy bajo la dirección de Antonio Beltrán. Han variado con el tiempo los colaboradores encargados de su realización, pero siempre han sido, en su totalidad o en su mayoría, personas pertenecientes a la plantilla de la F.N.M.T. Además de la edición de la revista, la nueva Directiva programaba reuniones sociales, conferencias y exposiciones numismáticas y medallísticas que recorrían distintas ciudades.

En 1964 la S.I.A.E.N. renovó sus estatutos y participó de forma activa en los actos inaugurales de la nueva sede de la F.N.M.T., colaborando siempre que se le solicitó en el diseño y montaje del nuevo Museo y con la celebración de un acto en homenaje a Pío Beltrán Villagrasa.

A finales de 1971 se superó una nueva crisis y la revista, tras la correspondiente puesta al día, comienza a editar un volumen anual salvo algunas contadas excepciones. La nueva Junta Directiva, cuya presidencia de honor recaía en el director de la F.N.M.T., en esas fechas José Ramón Benavides, estaba presidida por Antonio Beltrán, que lo ha seguido haciendo hasta el presente. La F.N.M.T. seguía representada a un alto nivel, pues una vocalía era ocupada por el subdirector del Organismo, Luis Paradinas, y otra fue ocupada en junio de 1972 por el director técnico Rafael Durán, que falleció poco después, siendo sustituido por María Teresa Lorente, conservadora del Museo. Aparte de la publicación de NVMISMA, la nueva Directiva centró sus esfuerzos en la celebración de cursos de conferencias mensuales.

En 1972 se pusieron en marcha los Congresos Nacionales de Numismática, en cuya organización la S.I.A.E.N. ha participado siempre, bien directamente, actuando como Secretaría, bien a través de su presidente, que lo ha sido también de los congresos. El primero de estos congresos se celebró en Zaragoza, donde, veinte años después, se reunirá el undécimo. Las actas de los congresos nacionales fueron publicadas como números de la propia revista NVMISMA hasta la celebración del VII Congreso en Madrid, cuyas actas, aun respetando el formato externo de la revista, se publicaron en volumen aparte.

Durante la última década del siglo XX la revista ha ido apareciendo regularmente, en ocasiones dos veces al año, y cada entrega con un solo número. Aunque pueda parecer otra cosa, NVMISMA es en la actualidad una revista con una regularidad muy aceptable. Cada año cierra la recepción de originales en diciembre y aparece en el transcurso del año siguiente, por lo general en el primer semestre.